Privacy notice

Ignasi Mundó, nacido en  Barcelona donde vivió la mayor parte de su vida, es uno de los pintores más significativos del arte figurativo del s. XX. Su pintura, entre expresionista, postimpresionista i, básicamente realista, expresa con rasgos de gran vigor y fuerza todo lo que él buscaba en su entorno, cualquiera que fuera: paisaje urbano -el más frecuentado- de  su ciudad o de todas las que visitaba (de Vic a Praga, Berlín, París,o Berna, por ejemplo), bodegones y naturalezas muertas, retratos personales , interiores de la vida cotidiana, etc. cualquier tema era el pretexto para enmarcar un punto de vista personal bajo una luz determinada. Siempre le  interesó el estudio de la incidencia de la luz en el color del objeto de su visión, el punto de vista o el encuadre de lo que presenciaba. Sus técnicas eran tan variadas como el óleo sobre tela -la mayoría- , pero también el dibujo a lápiz, a la tinta, al pastel, acuarela o al bolígrafo; durante una época se dedicó al grabado; y también pintó algunos murales de tema religioso.

Su vida vida era el Arte Pictórica y  se dedicó plenamente a ello mientras vivió. Siempre con un bloc o una libreta en mano, tomaba apuntes constantemente, hacía esbozos, retrataba toda clase de escenas,lugares y  personas que tenia delante,  con trazo ágil y vigoroso, con la fuerza que le proporcionaban su interés y su pasión por dejar constancia del mundo que le rodeaba: colores, formas y encuadres, bajo la incidencia de la luz, o como la luz del día o de la noche prefiguraba un paisaje.